• Inicio
  • Feed
  • Contacto
  • Twitter
Post al azar
Cargando...
NOTICIAS TUNEADAS

La singular historia de una hipoteca buena


13 octubre 2008

La semana pasada, una ceremoniosa carta me anunció, con gran solemnidad, que pasé con éxito las oposiciones a probador de hipotecas. Desde entonces celebro la buena noticia. Hoy toca compartir mi alegría con ustedes, los fieles lectores de Noticias tuneadas. Podrán imaginar mi felicidad al encontrar un trabajo para toda la vida en medio de esta turbulenta crisis .

Se ha convocado a plazas similares en todos los países miembros de la Unión Europea como parte de un estudio, reciente y a largo plazo, del pago de hipotecas. El contenido de trabajo es el siguiente: comienzo con un salario neto de 2000 euros y me asignan, hasta la edad de jubilación, un piso hipotecado. Cuando aumenta el Euribor se incrementa proporcionalmente lo que debo pagar con cada letra (como ocurre con la mayoría de las hipotecas) y, aquí radica la singularidad de esta profesión, disminuye en igual medida mi salario. Simple, ¿verdad?, cada mes pago más y gano menos. Notarán que el trabajo es como un juego, y la divertida propuesta es la causa principal de mi entusiasmo.

El objetivo del estudio es evaluar durante cuánto tiempo un ciudadano medio es capaz de soportar la carga de una hipoteca y medir la inevitable repercusión en la salud del individuo. Algunos colegas pesimistas ya se quejan del contrato, que nos exige renunciar explícitamente a la propiedad del piso en que habitaremos hasta la jubilación. Alegan que el gobierno nos echará a la calle cuando más necesitaremos su ayuda. Hasta proponen asociarnos en sindicatos. ¡Gente ingrata y aprovechada| Yo hallo justas las exigencias del contrato. Las reacción (que se pretende cuantificar) de los participantes en el proyecto sería puro teatro si el piso estuviera seguro en sus manos. Tampoco soy tonto, y albergo la secreta esperanza de que en algún recóndito lugar del futuro o en el cajón de un despacho ministerial yazcan ocultas las buenas intenciones de otorgar la vivienda como finiquito a los que cumplen rigurosamente su deber y no protestan desde el primer día de trabajo.

La mayoría de ustedes estará al tanto de este polémico estudio. Pero como siempre queda algún despistado, que no se entera, hago un breve repaso de los avances del proyecto desde sus orígenes hasta el presente. Como en cualquier producto destinado al consumo humano, las primeras investigaciones se realizaron en ratas. Los alentadores resultados asombraron entonces a la comunidad científica y dieron un espaldarazo a la comisión europea a cargo del programa. En la lógica etapa posterior se vivieron momentos de incertidumbre cuando los científicos involucrados en el proyecto confirmaron con rotundidad que los monos no pueden sobrevivir al pago de una hipoteca media. Llovieron críticas desde todos los puntos del planeta, hasta que el célebre primatólogo Ape Liebhaber, director del prestigioso instituto neoyorquino para el estudio de tendencias simiescas en la Casa Blanca (IFRICEISCHEETA, por sus siglas en inglés) sentenció en su reporte mensual (también conocido como Monólogo de A.L.) que la razón de la mortandad de los simios en el experimento se debe a su incapacidad genética para sobrevivir en pisos de menos de treinta metros cuadrados.

Hasta los más distraídos habrán escuchado hablar de este descubrimiento, que puso en evidencias a la teoría de la evolución porque de forma indirecta probaba que el hombre no podía descender del mono. Los seguidores de Darwin se han visto obligados a relajar la contundencia de sus postulados y admitir que aunque una parte de los hombres parece descender de los primates, una cantidad no despreciable de la humanidad evolucionó de algún ser intermedio entre la rata y los simios. Aunque estas disquisiciones teóricas ya se apartan del objetivo central del estudio que hoy explicamos, podemos aprovechar los argumentos evolucionistas para resumir el propósito del referido proyecto en la pregunta ¿a qué descenderá el hombre actual?

Dada la naturaleza de este empleo, podrían imaginar que permaneceré de brazos cruzados todo el día. Les advierto que se equivocan. Los contratados como probadores de hipotecas seremos instruidos y estudiados durante las ocho horas de cada jornada laboral. Por ahora sólo tengo nociones básicas del programa de trabajo porque aún no he tomado posesión del puesto. Será mañana cuando me entreguen las llaves del piso y conozca a los responsables (evaluadores) de mi grupo. Ya les contaré esas primeras experiencias en entradas posteriores.


4 opiniones inteligentes:

Borja Echeverría Echeverría dijo...

Un trabajo la mar de interesante, si hay alguna plaza ala inversa (ganar más y pagar menos) avísame, por favor.

Marta dijo...

Si Darwin levantase la cabeza!!!.
Donde hay que apuntarse??. Porque se asemeja bastante a mi vida, pero con mucho menos salario al mes. jejejjeje

Serio Pérez dijo...

Borja, plazas de banquero, empresario de la construcción o filántropo multimillonario no son convocadas desde la época de Paco el Pocero. Tengo la impresión que sólo se llega a ellas por enchufe.

Serio Pérez dijo...

Marta, la convocatoria a plazas de probador de hipotecas aparece en el BOE bajo el apartado "subastas humanas y concursos extremos", generalmente los viernes primos de dos cifras, de meses pares, que no son múltiplo de tres ni de cuatro, en años bisiestos. Por ejemplo, este año salió el 29 de Febrero. Ojo, la convocatoria es anual, o sea que ni el 17 ni el 31 de este mes ofertarán nuevas plazas. Hay que estar al tanto.

Ir Arriba
Creative Commons LicenseOldbook by Oloman is licensed under a Creative Commons License.
Based on a work at Minima Black de Douglas Bowman para Blogger.